Banner

 

 

Mision PoliticaEl Sol de México

Ud. está aquí
Banner

Líder Sindical en el ISSSTE Afecta Derechos de Trabajadores

Correo electrónico Imprimir PDF

POR VERÓNICA V. GONZÁLEZ Y ARNOLDO PIÑÓN

El acuerdo de colaboración con una nueva empresa aseguradora en el ISSSTE, -promovida por el dirigente sindical de los trabajadores de base, José Luis Rodríguez Camacho, de acuerdo con el documento firmado- dejará en estado de indefensión a cientos de trabajadores -si no es que miles- que no detecten oportunamente que a partir de la primera quincena de noviembre que hoy concluye, se les dejaron de descontar los conceptos 63 “Seguro de vida Metlife” (1) y 64 “Seguro de vida Metlife” (2).

Por principio de cuentas, en materia de seguros existe la llamada cláusula de indisputabilidad, la que se genera por el pago de primas, cuando el comprador, por ejemplo, adquiere una enfermedad, no se puede argumentar para no cubrir el seguro correspondiente, que inició antes de la vigencia del contrato respectivo.

Puede ocurrir también que mientras a los trabajadores se les informa que se ha puesto a su disposición una nueva compañía aseguradora y firman la cancelación del contrato que tenían con Metlife, se enfermen o incluso mueran, no tendrán derecho, ni ellos ni sus deudos, a exigir el pago de la indemnización correspondiente, debido a que no se habrán realizado los pagos de las primas.

Un número importante de trabajadores de base -y seguramente los habrá también de confianza- que durante años han cubierto puntualmente las primas de sus seguros individuales con Metlife, debido a que esa empresa compró Aseguradora Hidalgo -la que tenía el monopolio de los seguros de los trabajadores del sector público- e incluso que para acceder a una parte proporcional de intereses generados -los que les eran entregados a final del año-, pagaban una sobretasa. El riesgo es que pierdan todo si no pagan las primas, al incurrir en incumplimiento de con trato.

Seguramente habrá trabajadores que querrán continuar con los seguros que en la actualidad tienen contratados con Metlife, ¿serán sujetos de presión por parte de las áreas de recursos humanos del instituto para que se cambien a la nueva aseguradora, pese a que de entrada pierdan la antigüedad que ya acumularon? En el supuesto que así ocurriera, ¿cuál será la posición que asumirá el Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE?

Ahora bien, toda vez que el exsubdirector de personal -actual director de finanzas-, Guillermo Álvarez del Castillo Ponzanelli y su sustituto, Enrique E. Herrera Suárez, en los oficios SP/JSPT/DSA/0368/11 y SP/JSPT/DSA/2963/11 dirigidos al representante legal de Metlife, le comunican que sólo tramitarán las bajas firmadas por los trabajadores y que a partir de la primera quincena de noviembre del presente año no harán las deducciones por los seguros de vida individuales, los trabajadores afectados podrían denunciar ante la Secretaría de la Función Pública las responsabilidades administrativas correspondientes.

Incluso pueden iniciar juicios para exigir se les continúen haciendo las deducciones a sus salarios que cubran los seguros que hayan contratado con anterioridad con ese empresa, respecto de la fecha en que los funcionarios del ISSSTE fijaron como límite para aplicar los descuentos respectivos.

Lo anterior es así porque se les habrán afectado derechos adquiridos, independientemente que el salario que perciben es dinero de su propiedad y ellos pueden hacer con él lo que consideren, sin que nadie -incluido el patrón en este caso- pueda evitarlo. Si bien es cierto que le pagan con recursos públicos, se convierten en privados al momento en que son entregados a los trabajadores.

Y en el caso de su sindicato, tienen la opción que en las elecciones para renovar la dirigencia en mayo de 2013, voten por candidatos que se preocuparon por evitar que sus derechos fueran afectados. De entrada, pudieran castigar a quien impulse Rodríguez Camacho, llámese Luis Miguel Victoria Ranfla, Roberto Ruvalcaba Reyna, Marco Antonio Silva Hermosillo, Blanca Pérez Viramontes, José Luis Saucedo Monzón o Alberto Noé Berúmen. Ninguno de ellos ha cuestionado que se impulse a otra aseguradora, lo que sí ha hecho Marisol Galindo e integrantes de su grupo.

Si bien es cierto que el director de administración del ISSSTE, Manuel Muñoz Ganem y el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores del instituto, José Luis Camacho Rodríguez, pudieran estar facultados para cancelar el convenio de colaboración con Metlife, también lo es que no hacer la deducción para el pago de primas correspondientes, les generará una afectación a los trabajadores, a los que incluso no se les informó con la antelación necesaria para que tomaran previsiones.

En el caso de Rodríguez Camacho, al comité ejecutivo nacional le informó que estaban en negociaciones con una empresa aseguradora en el pleno efectuado el pasado 28 de octubre. Mintió, porque con Seguros Argos, S.A. de C.V., se firmó el convenio de colaboración el 4 de febrero de este año, y el 1 de marzo el entonces subdirector de personal -actual director de finanzas-, Guillermo Álvarez del Castillo Ponzanelli, notificó a Metlife que se cancelaba el acuerdo para el ofrecimiento de seguros de vida individuales.

Al haber incurrido en falsedad en el pleno, el presidente del comité nacional de vigilancia, José Luis Saucedo Monzón debió haber actuado, conminándolo a que se conduzca con verdad e incluso iniciándole un procedimiento sancionador. El problema es que es uno del círculo cercano al dirigente sindical y por lo tanto sin calidad moral para ejercer la tarea que tiene encomendada.

Con esa nueva acción, Rodríguez Camacho mostró que su gestión al frente del SNTISSSTE destaca por ser contraria a los intereses de los trabajadores, ya que hace unas semanas firmó -junto con Ruvalcaba Reyna y Guadalupe Murillo- la implantación de nuevos profesiogramas que afectan severamente los derechos escalafón arios de médicos y enfermeras.

En efecto, los profesiogramas aumentan sustancialmente el tiempo que los médicos y las enfermeras deben ocupar una base para tener derecho a concursar por la inmediata superior. En algunos casos la antigüedad que deben acreditar llega a cinco años, pese a que el artículo 19 del Reglamento de Escalafón establece: “… el derecho a la promoción de ascenso, corresponde a los trabajadores de base con un mínimo de seis meses en el puesto o rango inferior a la plaza vacante, así como para los registrados en el cambio de puesto o rama que tengan igual término en su puesto, cumplido a la fecha de inscripción para el concurso de acuerdo con el procedimiento escalafonario…”

Ese reglamento fue firmado en noviembre de 1998, durante la gestión al frente del SNTISSSTE de Marcelino Miranda Añorve. Es claro que tanto Rodríguez Camacho como Ruvalcaba Reyna y la doctora Murillo, desconocen que las conquistas y derechos de los trabajadores son irreversibles, por lo que el contenido de los profesiogramas puede incluso ser sujeto a un proceso jurídico.

PARA LA AGENDA

Dios los hace y solos se juntan, dice con precisión el refrán popular. Resulta que las esposas de José Luis Rodríguez Camacho y José Luis Saucedo Monzón, desde hace más de 16 años tienen comisión sindical con goce de sueldo, pese a que ni son dirigentes ni tampoco personal de apoyo. Como ya hemos dado a conocer, la doctora María Cristina Elizalde López tuvo su primera comisión sindical el 14 de septiembre de 1995, mientras la señora María Norma Vargas la tuvo también ese mismo año, pero unos días antes: el 1 de agosto. Ambas distinguidas damas tienen la antigüedad suficiente como para que disfrutaran de una pensión por jubilación y no ser señaladas como vulgares aviadoras…

Comentarios  

 
#1 en secretaria de salud tambienruben delgado 17-11-2011 14:44
te informo que en la secretaria de salud tambien esta ocurriendo esto,
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar