Banner

 

 

Mision PoliticaEl Sol de México

Ud. está aquí
Banner
Banner

Gobernadores del Siglo XXI… sin Motozintla

Correo electrónico Imprimir PDF

POR NIDIA MARIN

 

Ahora sí, en México se apuntala el siglo XXI al iniciar a una nueva etapa de su vida política en las entidades de la República y con ello renovadas formas de hacer gobierno. Los nacientes gobernadores, en algunos casos son una generación de jóvenes, mientras que en otros, maduros y con experiencia, cuentan con una visión distinta del ejercicio de la administración pública. Así lo esperamos.

Hay optimismo de que realizarán mandatos menos burocráticos y con mayor apego a las normas, tanto locales como de la República y sobre todo de respeto a la Constitución.

Con ellos, es posible que se conviertan en parte del pasado funesto del país, los escollos, las piedras en el camino que les fueron colocando desde el gobierno federal a los opositores electos como mandatarios en una entidad, como si fueran gobernadores de algún país de África y no mexicanos.

Tal vez sea un adiós a las presiones mediante los presupuestos del ramo 33, que en algunos casos llegaban a cuentagotas y en otros se quedaban en veremos, como fue con los recursos destinados a la educación, la salud, la asistencia social, la infraestructura social, el fortalecimiento de los municipios y la para seguridad pública. Además de los fondos para desastres, para el campo, etcétera, etcétera.

Y quizás ahora los gobiernos estatales y locales ya no eludan sus responsabilidades administrativas, civiles y penales derivadas de las afectaciones a la Hacienda Pública Federal en que constantemente incurren.

Las claves para que el país progrese, aseguran quienes saben, se apuntalan en el respeto de parte de la federación a los gobiernos estatales y municipales del partido que fueren. En tal sentido la reciprocidad y el cumplimiento de la ley, de unos y de los otros, es fundamental.

Fueron dos los mandatarios electos el pasado 6 de julio que ayer tomaron posesión: Graco Ramírez, en Morelos y Rolando Rodrigo Zapata Bello, en Yucatán.

Resalta el caso de Graco porque, por vez primera un partido de izquierda gobernará dicha entidad y resulta alentador, además de positivo la asistencia de tirios y troyanos –no solamente a la ceremonia de investidura, sino en su estructura de gobierno-.

Sobresale también su señalamiento durante el evento: “…no tengo duda que junto con los gobernadores progresistas vayamos al diálogo nacional con el próximo presidente Enrique Peña Nieto y construyamos una alternativa diferente para México, tenemos propuestas, tenemos principios, tenemos convicciones y saquemos al país adelante entre todos y todas…”.

Es la única forma de avanzar. Las actitudes sectarias de los gobernadores opositores contra quien llegará para encabezar a la federación, no benefician a nadie, ni siquiera a quienes las practican. Aprender a ser adversario, pero jamás enemigo, es algo que debe incrustarse en la cultura política de la nación.

A partir de hoy, es probable que el gobernador Ramírez Abreu logre disminuir la violencia y proteger a la población mediante otra estrategia, cuyos resultados lamentablemente no se observarán de inmediato, sino dentro de algunos meses (18, dijo el nuevo mandatario).

De la misma manera que en lo nacional, se avizora una nueva estrategia en los gobiernos locales, sobre todo en aquellos que apenas llegan y, desde luego, que tienen la voluntad de modificar la situación que únicamente ha causado sangre y dolor entre los mexicanos.

En Morelos son aproximadamente 380 los muertos en lo que va del año en curso, debido a la guerra contra el crimen organizado. En el sexenio, se calcula que fueron anualmente 320, es decir alrededor de 1,600 personas que murieron como consecuencia de enfrentamientos o de las acciones de los propios criminales.

Las dos tomas de posesión de ayer, ocurrieron en tranquilidad, sin mayores problemas, de la misma manera que la de Guanajuato efectuada el 26 de septiembre. Esperamos que las restantes de este año, y del que viene, sean igual: Chiapas, 8 de diciembre; Tabasco, primero de enero; y Jalisco, primero de marzo.

Desde luego, lo mismo deseamos para la toma de posesión, el primero de diciembre próximo, del nuevo presidente de México Enrique Peña Nieto.

El repudio y desprecio van para las acciones violentas de algunos jóvenes desarrolladas en Motozintla, Chiapas. Son únicamente el reflejo de que las enseñanzas lopezobradoristas en pro de la violencia tuvieron receptores.

Colofón: mi solidaridad con Adela Micha y el rechazo absoluto a las agresiones contra los periodistas y en general los trabajadores de los medios de comunicación, como es el caso de Juan de Dios García Davish.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar